jueves, 20 de mayo de 2010

Animales Salvajes

Los Animales Salvajes

Toda la información que os contamos en este apartado de nuestro blog, la hemos obtenido de la siguiente Página Web: http://web.jet.es/simonmarti/. Si vosotros lo deseáis, podéis encontrar muchísima más información en esta página, incluso sobre otro tipos de animales.

A continuación, recogeremos información sobre algunos animales salvajes, como son:


  • RABILARGO:

El más pequeño de los córvidos europeos. Presenta las siguientes características: tonos grisáceos en el dorso, alas azuladas como su larguísima cola, vientre blancuzco, capirote negro muy visible. Además, vive en los bosques mediterráneos y de coníferas en latitudes medias en Iberia.

Debido a que la ardilla saquea con cierta frecuencia los nidos de la aves, los rabilargos de una colonia atacan ininterrumpidamente a estos roedores en cuanto se aproximan a sus nidos. En la defensa pueden participar todos los componentes del grupo colonial. Suelen usar el sistema defensivo flock, que consiste en la agrupación de un número elevado de individuos con intención de oponer la masa del bando a la acción de los predadores. Sus nidos son de menos sofisticación que los del resto de los córvidos debido a que confían en la defensa comunal para la seguridad de sus colonias.


  • TIGRES:
El tigre es el mayor de los félidos vivientes y resulta inconfundible por el rayado negro o pardo negruzco de su piel. El color de fondo varía de amarillento o leonado y algunas veces blacuzco, y las partes inferiores blancas. Las hembras son algo ,más pequeñas.

Al nacer, las crías son ciegas, pesan de 1 a 1,5 Kg., y ya presentan el rayado característico. Abren los ojos a los 14 días y son amamantadas durante mes y medio.

* Los grandes cazadores de Asia:

Aunque en Asia nunca haya habido comparación con los ungulados de África, tiene a los dos depredadores más grandes del mundo: el tigre y el león. Las famosas disputas entre tigres y leones nunca fue muy marcada ya que ambos cazadores explotan nichos ecológicos diferentes. El león prefiere los espacios abiertos, encontrándose su límite de vegetación cerrada en la estepa arbustiva, poblada de matorrales espinosos y árboles diseminados. Aquí justamente comienza el reino del tigre, que puede llegar hasta las verdaderas selvas y junglas si bien prefiere zonas boscosas salpicadas de claros.

Entre los félidos, la diversificación de las especies resulta realmente asombrosa, desde los pequeños gatos presentes en todos los continentes y que actúan básicamente sobre los roedores, hasta los leones y los tigres, leopardos y jaguares predan sobre los animales más voluminosos, exceptuando los gigantes como los rinocerontes y los elefantes. El tigre generalmente caza solo; matan tanto los machos como las hembras, y actúan sobre presas tan como las cobradas por los leones.

Las pequeñas diferencias anatómicas básicas entre tigres y leones y las grandes diferencias superficiales, como el color, la presencia o ausencia de melena, así como las marcadísimas distancias en el comportamiento social y predador, vienen dadas seguramente por la especialización de los dos monarcas de los animales en la explotación de distintos nichos ecológicos.

En definitiva, podemos afirmar que el león es dorado y social porque vive y caza en las llanuras abiertas; el tigre ostenta su bella capa rayada y prefiere la vida solitaria porque actúa en espacios más o menos cubiertos. Pero las diferencias no son tan profundas, y estos félidos pueden cruzarse en cautividad trayendo al mundo mezclas híbridas.

* Invasores siberianos:

Las selvas cálidas de la India son consideradas por casi todo el mundo como el imperio del tigre. La literatura cinegética y las hazañas de los famosos devoradores de hombres sitúan casi siempre al gran félido dentro de los límites de la nación hindú. Pero lo cierto es que los pobladores prehistóricos de la península indostánica pudieron vagar tranquilamente por las junglas sin la menor posibilidad de tropezarse con el tigre. Incluso los posteriores colonizadores neolíticos, conocedores ya de la agricultura y el pastoreo, se extendieron por la nación asiática sin ver un solo tigre. La razón esta clara: este predador es originario del norte de Siberia, donde, según los paleozoólogos, apareció al principio del Pleistoceno, cuando el clima siberiano era benigno, los bosques inmensos y poblados de una gran variedad y densidad de ungulados.

Los cambios climáticos del periodo glacial determinaron, en primer lugar, la adaptación al frío de los tigres que todavía viven en Siberia, de tal manera que estos son más grandes que el resto, de hasta 3 metros y medio de longitud y un peso de 300 kilos, con un vello abundante, de color claro y escasamente rayado.

Otro cambio fue la irradiación del tigre hacia el sur, en dos olas divergentes que contornearon el himalaya y las estepas y desiertos del centro de Asia. La ola que se dirigió al oeste alcanzó las estribaciones orientales del Caucaso, desde donde descendió a Persia y Afganistán. La rama oriental avanzó en dirección este por Manchuria, llegando hacia al sur de Corea, China e Indochina. Esta ruta de expansión del tigre fue la más exitosa porque, virando después hacia el oeste, penetró en la India, a través de Malasia y Birmania para alcanzar en la península indostánica su verdadero emporio y la región donde actualmente se da una mayor densidad.

Lógicamente, en tan largo periplo, que no se llevó a cabo como una migración a corto plazo, sino como un lento y tenaz proceso de expansión, el tigre se fue adaptando a las distintas regiones que conquistaba, dando lugar a diferentes tallas, formas y colores que han permitido al zoólogos distinguir al menos 8 razas de tigres, desde los gigantescos tigres peludos de Siberia hasta los pequeños y oscuros tigres de la isla de Bali, pasando por los de Mongolia, Persia, India, China, Sumatra y Java.

Los tigres isleños son más pequeños que los continentales, y los que habitan en zonas muy cerradas y cálidas más oscuros que las poblaciones norteñas o de mesetas y montañas. El color del tigre ostenta un fondo que va desde el crema pálido de los tigres siberianos al rojizo amarillento de los isleños. Las rayas oscuros, siempre asimétricas, varían mucho en intensidad y profusión entre unas y otras razas e incluso entre los mismos individuos. Los menos rayados son los tigres norteños. Los más abigarrados los de las islas del sur. Resultan una excepción cromática los tigres blancos de la India, relativamente comunes en el principado de Rewa. Estos hermosos animales presentan un fondo blanco cremoso con rayas grisáceas o de color carbón. Y no pueden considerarse albinos porque sus ojos son de un hermoso azul verdoso. Parece que se trata de una variedad muy clara.
Los tigre indios pueden considerarse como típicos. Los machos adultos miden unos 90 centímetros de altura. Raramente exceden de los 3 metros de longitud, con una media de 2 metros con 75 centímetros. El peso medio de los machos oscila entre los doscientos veinticinco y los doscientos setenta y cinco kilos. Las hembras, considerablemente más ligeras, sólo en casos excepcionales sobrepasan los dos metros setenta centímetros de longitud.

  • CHIMPANCÉ:

Son extremadamente inteligentes. Pan troglodytes es su nombre científico, solo nos basta con mirar la foto para comprender que si pudieran hablar tendrían muchas cosas que decirnos. Son capaces de elaborar y usar instrumentos tales como palos, tallos de hierbas o esponjas hechas a partir de hojas y cortezas previamente masticadas. Los chimpancés los utilizan para agrandar los nidos de los insectos y extraer las termitas y las hormigas o para romper la cáscara de los frutos que suelen comer. Los machos también emplean palos y piedras en demostraciones de agresividad. El chimpancé sólo se diferencia del hombre en un 1% del material genético y es nuestro pariente más cercano.


  • LEONES:

Por su vigor y sus hábitos predadores el león se ha considerado durante siglos como el "rey de la selva". Todavía sobrevive el mito de los poderes sobre naturales del león, ya que hay quien cree que comer o llevar encima partes de un león, puede revivir poderes perdidos, curar enfermedades y conseguir la inmunidad frente a la muerte. Por suerte, son muchos los que se conforman con observar y fotografiar a este animal magnífico.

En otro tiempo, la distribución de los leones fue mucho más amplia que la actual. Los escritos de Aristóteles comentan la presencia de leones en Grecia en fecha tan reciente como 300 a. C., y los cruzados se encontraban con frecuencia a leones en sus viajes por Oriente Medio.

Como otros miembros de la familia de los félidos, el león tiene un cuerpo esbelto, compacto, musculoso y con un pecho amplio. Su cabeza es redonda y corta, y luce unas prominentes vibrisas. El cráneo está bien adaptado para dar muerte y devorar a sus presas. Visión y oído son de mayor importancia que el sentido del olfato para localizar las presas. Como en la mayoría de los félidos, los leones machos adultos son más grandes que las hembras adultas (de un 20 a un 35%, incluso un 50% más pesados) Ello les procura una notable ventaja en la alimentación, donde pueden competir con otros y robar carroña para sí, pero en realidad los machos de una manada sobreviven casi exclusivamente por las presas muertas por las hembras.

El papel principal del macho en la manada consiste en proteger el territorio y a las hembras contra los otros machos; su tamaño también constituye una ventaja en este aspecto. La espléndida melena del macho confiere el aspecto de un gran tamaño sin los inconvenientes de un aumento de peso. Las luchas no suelen acabar en guerra por que el más pequeño de los dos leones percibe su desventaja se retira antes de empezar. La melena también sirve para protegerse de golpes.

La dieta del león abarca animales que pesan desde 50 a 500kg, aunque también es capaz de comer roedores, liebres, etc. Los leones no participan normalmente en la cacería porque su melena les da un aspecto demasiado llamativo. Cuando cazan rodean a la presa. Aunque alcanzan velocidades de 58km/h, algunas de sus presas corren a 80km/h, por lo que los leones deben utilizar la astucia para acercarse a 30m de su víctima.

La presa suele ser devorada por todos los miembros del grupo. Cuando varios leones comen juntos, o cuando la víctima es pequeña las escaramuzas son frecuentes, pero son breves y es raro que se produzcan heridas graves. Las hembras adultas necesitan unos 5kg de carne por día y los machos adultos 7kg.

Los leones comparten dominio con otros animales carnívoros, cada uno de los cuáles puede alimentarse con muchas de las mismas especies que son presas de los leones. Todos ellos cazan animales que pesan menos que 100kg, pero solo los leones mata con regularidad a presas con peso superior a los 250kg. Asimismo los leones tienden más a matar presas adultas y sanas.

La madurez sexual puede conseguirse a los 24-28 meses en cautiverio y a los 36-48 en libertad, diferencia que puede deberse a factores de la nutrición. Las hembras son sexualmente receptivas más de una vez al año, y este periodo les dura de 2 a 4 días. El intervalo entre ciclos es muy irregular y puede variar entre dos semanas y varios meses. La ovulación es inducida por la copulación.

La gestación es corta para tratarse de un mamífero grande:100-119 días. En consecuencia los cachorros son muy pequeños al nacer y pesan menos del 1% del peso del adulto. La reproducción se produce a lo largo del año, aunque varias hembras de una manada pueden parir el mismo mes. Las hembras crían juntas a los cachorros y amantan a cualquiera de ellos. Los tamaños entre uno o cinco con un promedio de dos o tres. Los cachorros son destetados gradualmente y empiezan a comer carne a los tres meses, si bien siguen amamantándose hasta los seis meses en las cuatro mamas de la hembra. La mortalidad de lo cachorros es alta, ya que un 80% pueden parecer antes de los dos años de edad. Una hembra adulta producirá su siguiente camada al producirse los dos años de edad sus cachorros. Si perece toda la camada, se apareará poco después de la muerte del último cachorro.

La manada del león suele consistir en 4 a 12 hembras adultas emparentadas, sus crías y 1 a 6 machos adultos. Los leones pasan la mayor parte de su tiempo en un grupo dentro de la manada. Los machos de las manadas pueden estar emparentados entre sí, pero generalmente no lo están con las hembras. Los limites territoriales se mantienen mediante el rugido, las marcas de orina y las rondas.

Una manda cubrirá una zona entre 20 y 400 Km2, según el tamaño de la misma y la cantidad de caza disponible. Las grandes manadas pueden coincidir con los elementos de las vecinas, aunque cada una tiene una zona central para su uso exclusivo

El tamaño máximo de un territorio depende de la capacidad de la manada para defenderlo y por el punto en el que la conexión social podría llegar a romperse.

Por su escasa o nula capacidad para la captura de presas, los cachorros suelen pasar hambre su primer año de vida. Las hembras adultas hasta llegan a impedir que su progenie se alimente en periodos de escasez de comida. Incluso en momentos de abundancia los cachorros pueden perecer por inanición si sólo se da muerte a animales pequeños, debido al predominio de los adultos sobre la presa. A los 18 meses los cachorros están suficientemente preparados para asegurarse el sustento matando.

Los parentescos de sangre entre leones se descubren manteniéndose descubre manteniendo un historial de individuos conocidos. En el núcleo de una manada de leones hay de 4 a 12 hembras emparentadas entre sí por haber crecido entre descendientes de hembras unidas también por vínculos familiares. Si una manada persiste durante generaciones y rebasa su óptimo numérico, las hembras subadultas sobrantes son expulsadas.

Sino se han marchado por su cuenta, los machos jóvenes subadultos también son expulsados a la misma edad y se agrupan con los restantes machos que a su lado han crecido. Algunos de ellos pueden ser hermanos, parte de la camada de la misma leona, pero su parentesco equivale al de hermanastros, e incluso es más distante. El grupo de machos jóvenes permanece unido durante 1 o 2 años y procura asentarse como machos sementales de una manada. Los machos mantienen el mando sobre una manada periodos que oscilan entre los 18 meses y los 10 años, según el grado de competición sobre los grupos rivales y el número de machos con el que comparten el mando.

Los machos de una manada son buenos compañeros; luchan fieramente y en cooperación con otros machos forasteros, pero no luchan entre sí por las hembras receptivas, sino que llegan a una especie de "acuerdo entre caballeros" por el primer macho que encuentra una hembra encelada suele ser aceptado como dominante entre los demás.
Un macho adulto establecido en una manada suele mostrarse amable con las hembras y con los cachorros engendrados por él o por sus parientes, pero un miembro de un grupo de machos llegados de otro lugar se comporta de manera muy diferente: es probable que mate al menos a algunos cachorros de la manada al tomar posesión de ella. Esta conducta violenta y esta aparente inadaptación resultaban antes desconcertantes, ya que no es corriente que los mamíferos maten a los jóvenes de su propia especie. Sin embargo, con el estudio de la vida de los leones en manadas a lo largo de varios años, se ha comprobado que, si los machos matan cachorros al instalarse, es probable que dejen más descendientes propios. El macho no está emparentado con los cachorros que mata, pero al matarles puede que su madre tenga descendientes suyos (al mostrarse receptivas de él poco después de la muerte de su último cachorro). Por otra parte, los cachorros de este león también sobrevivirán mejor sino están cachorros de más edad para competir con él. Por eso, matar cachorros en estas circunstancias es un acto adaptativo y, como otros aspectos de la conducta del león, constituye una faceta del proceso de selección de estirpe en plena acción.


  • GORILA DE MONTAÑA:

Sólo sobreviven unos 650 gorilas de montaña en el mundo, la mitad de los cuales viven en las montañas Virunga, en el norte de Ruanda. Un gorila macho puede alcanzar una altura de 1,68 m y un peso de 200 kg en su medio natural. En cautividad puede medir algunos centímetros más de altura y ser mucho más corpulento. La hembra mide unos 30 cm menos que el macho y pesa la mitad que el macho. Los pueblos en los que viven una población de gorilas tiene leyes específicas que prohíben su caza y su captura. Por desgracia en 1984 todavía seguía habiendo un comercio muy activo de cráneos de gorila en el parque de los Volcanes. Los gorilas también son cazados para conseguir su carne. Hoy en día países como Ruanda se han concienciado y realizan programas educativos enfocados a la conservación con el objeto de mostrar a la población local la importancia de la preservación de la fauna y de la flora autóctona.



  • BENGALÍ:

Los machos son más grandes que las hembras. Pesan aproximadamente siete kilos mientras las hembras sólo pesan tres y medio por lo general. La cabeza de el Bengalí es alargada y con los contornos bien redondeados.

  • TIGRE BLANCO:

Los tigres isleños son más pequeños que los continentales, y los que habitan en zonas muy cerradas y cálidas más oscuros que las poblaciones norteñas o de mesetas y montañas. El color del tigre ostenta un fondo que va desde el crema pálido de los tigres siberianos al rojizo amarillento de los isleños. Las rayas oscuros, siempre asimétricas, varían mucho en intensidad y profusión entre unas y otras razas e incluso entre los mismos individuos. Los menos rayados son los tigres norteños. Los más abigarrados los de las islas del sur. Resultan una excepción cromática los tigres blancos de la India, relativamente comunes en el principado de Rewa. Estos hermosos animales presentan un fondo blanco cremoso con rayas grisáceas o de color carbón. Y no pueden considerarse albinos porque sus ojos son de un hermoso azul verdoso. Parece que se trata de una variedad muy clara.

  • RINOCERONTE:

Los rinocerontes tiene un papel tan destacado en los mitos y leyendas de los pueblos septentrionales como el lobo. La longitud de la cabeza y el cuerpo es de 250 a 315 cm en el rinoceronte de Sumatra y de 370 a 400 cm en el rinoceronte blanco. El peso que es de 800 Kg. en el rinoceronte de Sumatra puede llegar a los 2300 Kg. en el rinoceronte blanco.

Junto a los elefantes y los hipopótamos representan una forma de vida que fue mucho mas abundante y diversa en el pasado, la que se denomina época de los mega herbívoros. Entre las especies supervivientes, dos están al borde de la extinción y las otra tres se ven cada vez mas amenazadas. El nombre de rinoceronte deriva de sus característicos cuernos en el hocico. A diferencia de otros cuernos de antílopes no tiene núcleo óseo, consistiendo en un mero agregado de fibras queratinizadas, situadas en una zona endurecida del cráneo.

Las especies africanas y el rinoceronte de Sumatra tiene un par de cuernos en cambio el rinoceronte indio y el de Java poseen un solo cuerno en el extremo de la nariz . Los tres dedos de cada pie dan a sus huellas el característico aspecto de un as de trébol. En rinoceronte indio tiene un aspecto acorazado por el tipo de pliegues de su piel.

El rinoceronte blanco posee en la nuca una especie de abultamiento que corresponde a la inserción del ligamento que soporta el peso de su impresionante cabeza. En el caso del rinoceronte blanco y del indio los machos adultos son mucho mayores que las hembras, en las demás especies de rinocerontes machos y hembras tienen un tamaño similar. El rinoceronte negro posee un labio superior prensil que utiliza para romper los extremos de las ramas de las
plantas leñosas. El rinoceronte blanco en cambio posee un cráneo alargado y unos labios anchos que utiliza para pastar las hierbas cortas. El color de ambas especies difiere claramente pero sus nombres es muy probable que deriven del color de la tierra donde se rebozaban los primeros ejemplares observados.

Los rinocerontes tienen una visión escasa, pero son capaces de distinguir a una persona inmóvil a mas de 30 metros de distancia. Los ojos están situados a ambos lados de su cabeza. Su oído es muy fino y los pabellones auriculares son de tipo tubular moviéndose rápidamente en la dirección de donde proviene el sonido, pero su sentido mas desarrollado es el olfato ya que el volumen de tejido olfativo en el hocico supera al del cerebro.

Otra particularidad de los rinocerontes es que los testículos no descienden a un escroto y el pene cuando está retraído está dirigido hacia atrás. Las hembras poseen dos mamas situadas entre las dos patas traseras.

Todos los rinocerontes son herbívoros y necesitan una gran cantidad de alimentos para mantener su gran volumen, pueden tolerar alimentos relativamente altos en fibra en su dieta pero prefieren plantas mas nutritivas cuando las hay disponibles. Las dos especies africanas de rinocerontes han perdido los dientes frontales y aunque las especies asiáticas conservan incisivos y el rinoceronte de Sumatra incluso caninos, estas piezas se han modificado mas para la pelea que para la obtención de los alimentos. Los anchos labios del rinoceronte blanco les permiten dar grandes dentelladas, y procurarse grandes cantidades de alimento en las zonas de hierba corta.

El rinoceronte negro utilizan sus labios superiores para obtener gran cantidad de comida a partir de plantas leñosas. El rinoceronte indio utiliza su labio superior prensil para obtener hierbas altas y pequeños arbustos. Tanto el rinoceronte de Jaba como el de Sumatra a menudo derriban pequeños árboles para comerse sus hojas y brotes, también incluyen algunos frutos en su dieta, al igual que el rinoceronte negro africano y el rinoceronte indio. Todos los rinocerontes beben casi a diario pero en condiciones áridas pueden sobrevivir entre cuatro o cinco días sin beber.

El rinoceronte indio pasa grandes periodos en el agua, mientras las especies africanas suelen preferir revolcarse en el barro. Si viene el agua los refresca, es probable que el barro los proteja contra las picaduras de las moscas. Las hembras del rinoceronte blanco y el indio empiezan sus ciclos sexuales alrededor de los cinco años de edad y paren sus primeras crías entre los seis y los ocho años. Las hembras del rinoceronte negro, que son más pequeñas, dan a luz un año antes. Una sola cría es lo normal. El intervalo entre sucesivas procreaciones es de veintidós meses. Pero es más usual que varíe entre los dos y los cuatro años. Las crías son pequeñas al nacer, pesan unos sesenta y cinco en los casos del rinoceronte blanco e indio y cuarenta k en el rinoceronte negro. La crías pueden seguir a sus madres tres días después de nacidos.

Los machos alcanzan la capacidad de procrear entre los siete y los ocho años de edad pero por causa de la territorialidad no suelen reproducirse al menos hasta los diez años. Los nacimientos se producen en cualquier mes del año pero los rinocerontes africanos los nacimientos se producen en mayor número entre el fin de la estación lluviosa y mediados de la estación seca.

El rinoceronte es solitario, solo hay asociación entre una madre y su cría menor. Entre los rinocerontes blancos y a veces en los indios, los animales inmaduros forman pareja y a veces constituyen grupos más numerosos. El rinoceronte blanco es el más sociable de las cinco especies, y las hembras sin descendencia se reúnen a veces y aceptan la compañía de uno o más animales inmaduros, pudiendo formarse grupos persistentes de hasta siete individuos.

Los machos adultos de todas las especies permanecen solitarios, aparte de las asociaciones temporales con hembras en celo. Las hembras de los rinocerontes blanco e indio se mueven en territorios propios que se extienden de nueve a quince Km. con ampliaciones temporales cuando escasea la comida y el agua. Los territorios de las hembras del rinoceronte negro varían entre los 3 Km. en zonas boscosas a casi 90 Km. en regiones áridas. En todas las especies los territorios de las hembras se solapan extensamente y no hay entre ellas indicios de territorialidad. Mientras las hembras del rinoceronte blanco suelen tener contactos amistoso frotándose las narices, las del rinoceronte indio responden generalmente con agresividad a cualquier proximidad. La longevidad de los rinocerontes varia de los treinta y dos años del rinoceronte de Sumatra a los cuarenta y cinco años del rinoceronte blanco indio. Tanto el rinoceronte blanco como el indio responden frecuentemente con acometidas agresivas cuando se les molesta, pero muy a menudo sus cargas no son más que acometidas ciegas destinadas a ahuyentar al intruso.

Los rinocerontes que son dueños de un territorio exhiben técnicas especializadas de defecación y de micción que pueden servir para marcar con el olor sus territorios. Las heces son depositadas en estercoleros fijos y luego dispersadas a coces. Cuando patrullan regiones limítrofes de sus territorios los dueños orinan con relativa frecuencia.

En sus enfrentamientos, los rinocerontes repiten los mismos gestos una y otra vez hasta que uno de ellos se rinde, los cuernos se aprietan uno contra otro y luego se restriegan por el suelo. El macho dominante proclama su supremacía expulsando una rociada de orina pulverizada mientras que el macho subordinado se retira. Solo los machos dominantes orinan de ese modo. El dueño de un territorio que resulte vencido deja de marcarlo con orina y esparcir sus excrementos, y asume la condición de macho subordinado.

  • LOBO:
Ningún animal tiene un papel tan destacado en los mitos y leyendas de los pueblos septentrionales como el lobo.
Quedan hoy dos especies de lobos. El lobo gris actualmente está restringido a unos cuantos grandes bosques del este de Europa, algunos refugios montañosos aislados en la región mediterránea, montañas y zonas desérticas de Oriente Medio, y zonas yermas en Asia y Norteamérica. Este declive es el resultado de la persecución del hombre y de la destrucción de su hábitat.

El extremadamente raro lobo rojo se encontraba en otros tiempos en la parte sudeste de Estados Unidos, pero hoy se le considera extinto en libertad, como resultado sobre todo de una hibridación con los coyotes que se desplazaron hacía el Este.
Los lobos ingieren una amplia variedad de alimentos. En la taiga y en la tundra, las presas típicas son el alce, el ciervo y el caribú, animales que pesan hasta diez veces más que el lobo y que son cazados por las manadas. Los animales jóvenes o viejos o los más debilitados, son las víctimas más probables. Los mamíferos más pequeños como el tejón o la liebre, suelen ser presas importantes sobretodo en verano.

En ocasiones comen carroña y vegetales; incluso llegan a hurgar en cubos de basura y en los vertederos.

Para encontrar comida suficiente las manadas de lobos necesitan extensas zonas que varían entre los 100 y los 1000 Km. dependiendo sobre todo de la densidad de las presas. Las marcas olorosas y las vocalizaciones (los largos y profundos aullidos que junto con ladridos, gruñidos y gemidos, constituyen el vocabulario del lobo) ayudan a definir y a defender estos territorios.
Muchas manadas ocupan durante todo el año territorios estables en zonas boscosas. En las regiones de la tundra septentrional, las manadas suelen ser nómadas, ya que siguen las migraciones del caribú y del saiga.

El núcleo de la manada de lobos es la pareja reproductora, generalmente los lobos se aparean de por vida. Las posturas del cuerpo son parte importante del lenguaje que crea y refuerza la jerarquía de la manada. El tamaño de esta depende del volumen y de la disponibilidad de las presas. En tierra de alces hay manadas de hasta 20 individuos, pero este número desciende a siete cuando la presa principal es el ciervo. En los Abruzzos donde la mayor parte de las presas han sido exterminadas, los lobos subsisten gracias a los desechos humanos. Allí los lobos suelen desplazarse solos.

La reproducción tiene lugar a finales de invierno y nacen de cuatro a siete cachorros ciegos e inermes en una madriguera o lobera. Al cabo de un mes salen de ella para recibir comida y atenciones de sus padres y otros miembros de la manada.

Si la comida abunda estos ayudantes pueden contribuir a la crianza de los cachorros hasta que a los tres o cuatro meses ya pueden viajar con la camada.

Si el alimento escasea, las posibilidades de supervivencia de los cachorros disminuye. Algunos abandonan la manada durante la siguiente época de reproducción, mientras otros se quedan como ayudantes. Los lobos alcanzan la madurez sexual aproximadamente a los dos años.

A veces las manadas de lobos se enfrentan. En tales casos suele librarse una dura lucha con el resultado corriente de algún lobo muerto. Estos encuentros aunque raros han sido la principal causa natural de muerte en la última década en Minnesota, Estados Unidos ¿ Cómo reconocen los lobos la periferia de su territorio y por lo tanto evitan así la presencia de sus vecinos?Las marcas de olor facilitan parte de la respuesta. Los animales dominantes orinan en objetos o en lugares determinados cada tres o cuatro minutos, mientras la manada recorre su territorio. El número de marcas olorosas en los límites del territorio es el doble que en otros lugares de este, no obstante se sabe que los lobos incrementan sus marcas de olor después de encontrar otras marcas dejadas por lobos de otras manadas.

El mayor número de marcas olorosas tanto propias como extrañas indica al lobo la periferia de su territorio, pudiendo evitar así, el adentrarse en zonas peligrosas.
Sin embargo, las marcas de olor solo informan a una manada acerca de donde estaban sus congéneres, y aproximadamente de cuando pasaron, pero no de donde se encuentran en ese momento. Las marcas de olor por si solas no impedirán un encuentro causal.


El lobo rojo tiene un tamaño y peso intermedio entre el lobo gris y el coyote, variando entre los 15 y los 30 kg. La gestación dura entre los 60 y los 63 días y viven aproximadamente 16 años en estado salvaje y hasta 20 años en cautividad, habita llanos costeros y bosques y el pelaje es canela o leonino con reflejos grises y negros.El lobo común es más grande que el lobo rojo, pudiendo llegar algunos machos a los 80 kg de peso. El macho es más grande que la hembra y su pelaje que generalmente es gris o leonado, varía del blanco en la tundra, al negro, pasando por el rojo y el pardo, parte inferior pálida.

  • OSO:

La familia de los osos o úrsidos incluye a los carnívoros terrestres mayores del mundo: el oso pardo y el oso polar. Los osos tienen un cuerpo grande y pesado, los miembros son gruesos, cortos y poderosos y poseen una cola corta, que raramente sobrepasa los 12 cm. Los ojos y la vista están menos desarrollados que su agudo sentido del olfato aproximadamente a los dos años.
Los cuatro géneros que comprenden especies particulares se hallan mas al sur en su distribución que las tres especies de URSUS.

El oso malayo es el de menor tamaño, junto con el oso bezudo, negro asiático y de anteojos. Las especies de Ursus aumentan de tamaño a partir del oso negro americano, pasando por el pardo, hasta el oso polar, cuyos machos pueden llegar a pesar mas de 800Kg. En aquellas especies que se reúnen en parejas estables los osos malayos y los bezudos, los machos solo superan en un 10 % al 25% del tamaño a las hembras, pero los grupos donde hay que competir para poseer varias hembras, los machos pesan entre un 20% y 100% más. Los osos tienen un cuerpo grande y pesado; gruesos, cortos y poderosos miembros y una cola corta, que raramente sobrepasan los 12 cm. Sus ojos y sus tiesas y redondas orejas parecen pequeños en comparación con su enorme cabeza. El oído y la vista están menos desarrollados en comparación con el agudo sentido del olfato. Los osos caminan sobres las plantas de los pies, a paso de plantígrado, que son anchos y planos y cuentan con cinco largas y curvas garras y no retráctiles cada una, que sirven para agarrar comida y trepar.


Los osos son principalmente herbívoros, como indica su constitución y la disposición de sus dientes, si bien de vez en cuando comen carne. Una excepción la constituye el oso polar, que sobre todo devora focas. Todos los osos menos los malayos y los bezudos, suelen alimentarse durante el día. Al contrarío que los cánidos, usan pocas vocalizaciones para comunicarse, y recurren a esas escasas expresiones fáciles. Los zoólogos no están seguros si las orejas tiesas o abatidas anuncian algún cambio. Se sabe que el oso pardo, se sirve de las marcas de olor. Los nacimientos guardan relación con las estaciones, en regiones templadas y árticas pero no en el trópico. Casi todas las especies son promiscuas, y los dominios de los machos se superponen en muchos casos a los dominios de las hembras.
La gestación en sí es corta, si bien la implantación del óvulo fecundado se prolonga, de manera que, en el oso polar, la gestación aparente es larga y llega a los 265 días. Las crías son en general de 1 a 3 nacen en aislamiento y casi desnudas menos las del oso polar, indefensas y muy pequeñas pesan entre 200 y 700 g. Los osos de regiones más frías pasan por un periodo letárgico invernal, durante el cual nacen los cachorros. Tal estado no es una verdadera hibernación, ya que ni la temperatura del cuerpo ni el pulso descienden. Sin embargo, los osos no comen durante ese tiempo, sino que viven de la grasa acumulada en otoño, cuando desarrollan un apetito enorme los motivos de este letargo invernal son dos.

En primer lugar, la jugosa vegetación que constituye el alimento principal del oso no existe durante los fríos inviernos septentrionales. Segundo, las crías nacen tan pequeñas que no pueden regular la temperatura del propio cuerpo, y el abrigado ambiente de la guarida les proporciona el calor necesario para sobrevivir.


Los osos evolucionaron mas recientemente que otro carnívoros. Se les pueden seguir las huellas hasta 20 millones de años atrás, en el mioceno, Cuando apareció por vez primera un oso, un pequeño carnívoro del tamaño de un zorro. Gradualmente, en especies posteriores, el cráneo se hizo más voluminoso, las muelas carniceras perdieron su función cortante; las muelas se hicieron cuadradas con cúspides redondeadas, aumentó el peso del animal, la cola quedó reducida a un mero tocón, patas y píes tornáronse pesados, con estos últimos relativamente mas cortos, y el modo de caminar fue ya plantígrado. El Ursus mínimus apareció hace unos 5 millones de años, y probablemente fue el origen de los osos negros asiáticos y americanos. Los osos pardos vivieron primero en Asia, pasando hace unos 250 mil años a Europa, donde se encontraron

Mas tarde entre 40 y 70 mil años alcanzaron Norteamérica. Antes sin embargo, el oso pardo dio origen al oso polar él mas reciente de la línea Ursus, del que no se han hallado fósiles de antigüedad superior a los 70 mil años. El oso pardo puede pesar casi media tonelada y corren a una velocidad de 50 km./h. No obstante estos animales son una de las especies más vulnerables del mundo. El oso pardo vivió en toda Norteamérica, en la mayor parte de Europa y en el norte de Asia. Hoy si bien sigue siendo el oso mas extendido, solo abunda realmente en Alaska, Canadá y Rusia. Los quizá más de 100000 que hace 180 años existían en el sur de los Estados Unidos se han reducido actualmente a poco más de 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada